Con el paso de los años van evolucionando musicalmente. A principios de los 80 empiezan a asomar buenos grupos a nivel nacional y esto hace que los cuatro amigos, beban de sus influencias y en sus composiciones se atisben modificaciones importantes en sus temas. Antes del primer cambio de formación, realizan varias actuaciones y nacen canciones como “El ermitaño” o “Mortadelo y Filemón” que rompen con la ideología musical del comienzo.

Segunda formación

Llega la hora de la “mili”, Antonio Abenza la realiza de forma voluntaria en Alcantarilla y Carlos realiza un viaje de “placer” a las islas Canarias, concretamente a Tenerife. Estos hechos, hacen que el grupo deba buscarse un cuarto componente, si pensamos que la cercanía de su destino permitiría a Antonio Abenza seguir ligado al grupo. Por ello, se busca un batería para suplir a Carlos y el elegido fue Pablo Leandro. En estos momentos, en España, la movida conocida en un principio como “la nueva ola” empieza a tomar cuerpo en todos los rincones del país y en Murcia nacen buenas bandas (murciaenlos80). Con esta segunda formación y canciones como “Viaje espacial”, “La del Miuri” o “La popera” se llega a un momento con bastantes actuaciones por la geografía regional y la vecina provincia de Alicante. De esta segunda formación cabe destacar la llegada de un quinto hombre, si bien no se trataba de un músico, sino de un amigo que se convirtió en técnico de sonido: Antonio Codina “Tete”.

Tercera formación

Cuando Carlos regresa del Servicio Militar, se planteó el problema de tener que darle a Pablo las gracias por los servicios prestados, para recuperar la formación primitiva y he aquí que todo da un giro imprevisto. Antonio Abenza decide dejar el grupo. Con este cambio, Carlos pasa a convertirse en nuevo guitarra del grupo, manteniendo a Pablo en la batería. Con esta tercera alineación (Juan, Antonio, Carlos, Pablo y Tete), Jauton, llega a su cota más alta, con canciones inolvidables, muy ligadas al movimiento ochentero español, como “El conjunto pop”, “Échate novia”, “1-2-3-4”, “Regístrate” o “Secuencias Pop-Rock”(canción instrumental –la única de este formato- creada para una iniciativa que surgió entre un montón de amigos y que culminó con aquellas dos noches mágicas en el Auditorio de Murcia, impulsada por el Ayuntamiento de Murcia) . Fueron momentos inolvidables, allá por los años 84-87, con recuerdos imborrables como compartir escenario con Nacha Pop o Loquillo y los Trogloditas. Murcia, por esta época sonaba mucho y bien, con grandes grupos que no tenían, a nivel nacional, el eco que merecían, tal vez eclipsados por movimientos como la movida madrileña o la de Vigo.

Pero todavía sin saber muy bien por qué, el grupo se disuelve y viene una época de transición de dos o tres años hasta... 39 Escalones

 

Sigue a La Conjura de JAC en